Educación bilingüe: la base de un futuro exitoso

  Octubre del 2019

   Compartir

   Compartir

  Para Papás, Tecnología

Por Marlene Aguilar Ojeda

Como padres es común que nos preguntemos si un colegio bilingüe es la mejor opción de educación para nuestros hijos. Es bien sabido que en una sociedad cada vez más globalizada ya no es suficiente hablar un solo idioma para destacarse en la vida profesional; el ser bilingües podría ser la diferencia que brinde el pase al éxito.

De acuerdo con el informe mundial de la UNICEF Un mundo preparado para aprender, que hace referencia a la importancia de la educación preescolar, el cerebro de los niños pequeños está preparado para adaptarse de manera más rápida a una nueva lengua, memorizar y asociarla con las situaciones del día a día para poder emplearla de manera regular:

“El cerebro de un niño pequeño está repleto de posibilidades innatas, y los primeros años ofrecen una oportunidad insustituible para sentar las bases del éxito en la escuela primaria y en etapas posteriores de la vida”.

Sabemos que los niños aprenden por imitación, por lo cual resulta más fácil para ellos replicar los sonidos de las palabras y lograr una pronunciación mucho mejor que la que un adulto podría tener al aprender un nuevo idioma.

Aunado a lo anterior, cada vez existe una mayor cantidad de información sobre los beneficios de ser bilingüe. Y por tanto, motivos de sobra para optar por este tipo de educación.

Dominar otro idioma es fundamental para el desarrollo de un cerebro más saludable, complejo y activo. Si aún tienes alguna duda respecto a esta modalidad, ¡no te pierdas el resto de este artículo!

¿Qué debes saber antes de optar por una educación bilingüe?

Es importante identificar los tipos de bilingüismo para analizar el panorama real y completo de lo que nuestros hijos podrán obtener de un segundo idioma. A veces creemos que con algunas horas de inglés impartidas por hablantes nativos los niños terminarán adoptando el idioma como una segunda lengua materna, y no siempre será posible obtener estos resultados. Factores como la edad y el medio en el que se desenvuelven tendrán directa relación respecto de cómo lo asimilen.

En la actualidad existen al menos tres esquemas básicos para el aprendizaje de lenguas:

  • Bilingüe compuesto. Con este esquema los niños aprenden los dos idiomas casi al mismo tiempo. Sucede, por ejemplo, cuando pequeños que apenas comienzan a hablar son llevados a vivir al extranjero y su aprendizaje comienza con más de una lengua. De esta manera asocian las nuevas palabras en los dos idiomas, con los objetos y situaciones que se les van presentando en el día a día.

  • Bilingüe coordinado. Los pequeños coordinan el aprendizaje de un segundo idioma con lo que aprenden en la escuela o con la vida en familia. Es común en los niños mayores o adolescentes.

  • Bilingüe subordinado. Este método filtra el segundo idioma a través de su lengua materna. Esto sucede con frecuencia cuando las personas adultas comienzan a estudiar inglés o tienen la necesidad de mudarse o trabajar en otro país.

Con las tres alternativas anteriores podemos corroborar que mientras más pronto introduzcamos un idioma en la esfera de aprendizaje de los alumnos, este será asimilado y dominado de mejor manera.

Las ventajas

La revista Entrepreneur publicó en 2018 un artículo en el que menciona que “según estudios del COMCE y Cambridge English Language Assessment, las personas que saben inglés pueden acceder a salarios aproximadamente de 28% a 50% superiores a quienes no cuentan con la habilidad”.

Además, entrar a un sistema bilingüe puede ser benéfico no solo en el momento en el que el alumno está aprendiendo la nueva lengua, sino que también traerá consigo beneficios a largo plazo.

A continuación se enumeran algunas de estas ventajas:

  • Favorece a la socialización con extranjeros, pues el idioma deja de ser una barrera comunicacional y permite conocer otras culturas.

  • El cerebro recibe múltiples beneficios al adquirir información sobre un idioma distinto al materno. Al ser un músculo, se ejercita y se expande.

  • Optar por una educación bilingüe puede animar a toda la familia a continuar estudiando y practicando junto con el niño que se encuentra aprendiendo otro idioma.

  • Aprender un nuevo idioma aumenta la capacidad de concentración y atención.

  • Ayuda a prevenir enfermedades neurodegenerativas en un futuro, como el Alzheimer.

La opinión de un experto

Ellen Graber, traductora del equipo editorial de Knotion y que tiene más de 30 años de experiencia en la enseñanza de la lengua inglesa, comenta que “una escuela bilingüe se debe caracterizar por ofrecer materias curriculares enseñadas tanto en el idioma nativo como en el idioma objetivo”.

La experta de Knotion señala que debe haber instrucción en la función y uso de ambos idiomas, y que es importante que las ciencias exactas como las matemáticas y las ciencias sociales o culturales sean enseñadas utilizando las dos lenguas.

En Knotion estamos conscientes de la importancia de proporcionar una educación bilingüe de calidad para generar una experiencia positiva de aprendizaje, que perdure toda la vida. Por tal razón, es de radical importancia hacer hincapié en la elección correcta del modelo de enseñanza para que los niños pueden adoptar un segundo idioma de la mejor manera.

Fuentes de consulta:

Ingresa con tu usuario/contraseña

¿Cómo llegar?

Déjanos un mensaje