¿Cómo elegir la mejor escuela para mis hijos?

  19 de Diciembre del 2018

   Compartir

   Compartir

  Para Papás

Por: Eduardo Pérez

Después del lugar de trabajo de los padres, el colegio de los hijos es casi siempre la institución que más condiciona la vida de un hogar. La escuela es el primer entorno de socialización y el principal generador de valores tras la familia; elegirla bien suele ser todo un desafío.

La inmensa oferta actual de instituciones educativas supone una ventaja, por cuanto se abren distintas alternativas. Pero a la vez suele confundir a los padres, que a veces no logran diferenciar bien a una institución de otra. Aquí, algunos consejos básicos para elegir la mejor escuela para tu hijo.

Antes de elegir, pregúntate:

  • ●  ¿Cuál es el proyecto educativo? Pregunta qué método de aprendizaje se utiliza: centrado en el maestro, centrado en el alumno, Kumon, Montessori, Waldorf, Doman... Entérate de los puntos fuertes: formación musical, nuevas tecnologías, literatura, deportes... Si es un método pedagógico alternativo, comprueba que cumpla con los estándares que marca la secretaría de educación de tu país.También revisa si hay líneas morales, religiosas e ideológicas: si las hay, deberán adaptarse a la educación que quieres dar a tus hijos.

  • ●  ¿Cuántos alumnos hay por clase? En la actualidad no hay consenso respecto de la relación entre la cantidad de alumnos por salón y los resultados académicos generales; sin embargo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) indica que reducir hasta un máximo de 10 alumnos por aula a temprana edad tiene efectos positivos a largo plazo. Ten cuidado ante las respuestas ambiguas de la escuela sobre el número máximo de niños por grupo.

  • ●  ¿Cuánto cuesta y a qué distancia está? Dos aspectos que no hay que ignorar. La escuela debe estar a una distancia razonable porque de eso dependerá, por ejemplo, si habrá que tomar transporte o el traslado se supeditará a nuestro horario de trabajo… sin embargo, debes tener en cuenta que a veces los beneficios de la escuela compensan el hecho de que esté lejos. En cuanto al costo, debe estar acorde a tu circunstancia familiar: sin duda habrá gastos internos y externos.

  • ●  ¿Qué importancia se da a los idiomas? Se trata de un punto fundamental y que ha dejado de ser exclusivo: ahora incluso existen colegios públicos bilingües. En tales casos la mejor alternativa es el aprendizaje por inmersión.

  • ●  ¿Hay actividades extraescolares? Las actividades extraescolares son vitales para desarrollar otras competencias y habilidades: puede haber deportes, artes, danza, actividades fìsicas o de relajación... Presta atención a los gustos de tu hijo.

  • ●  ¿Cómo son las instalaciones? Hay que tener en cuenta si hay canchas u otro tipo de espacios abiertos, y muy especialmente el uso que se da a nuevas tecnologías como dispositivos portátiles y pizarras electrónicas, con las que tu hijo crecerá y que serán determinantes en su futuro.


No olvides algo muy importante: no creas todo lo que te dicen. Ten cuidado cuando surjan frases hechas, comentarios apasionados y afirmaciones gratuitas.Preguntar es bueno, pero tomar las respuestas con reserva e indagar más allá es mucho mejor.

Los errores frecuentes

No es raro que a veces sintamos que nos podemos equivocar en la elección de una escuela para nuestros hijos. Si bien siempre existen ciertos factores que escapan a nuestro control, hay malas decisiones que debemos tener en cuenta para poder evitarlas.

Los expertos en Educación Carmen Guaita, vicepresidenta de Asociación Nacional de Profesionales de Enseñanza; José Luis García Garrido, catedrático de Pedagogía de la Universidad Nacional de Educación a Distancia; y Xavier Bringué, pedagogo del Instituto de Ciencias para la Familia de la Universidad de Navarra, nos muestran algunos de ellos.

  • ●  Olvidarse de la orientación psicopedagógica. Muchas dificultades del aprendizaje son comunes, pero solucionables. ¿Cómo se atienden en un colegio determinado las dificultades en el aprendizaje? Esa es una pregunta muy importante.

  • ●  Decidir con prisa. Nunca se debe olvidar que, en teoría, la relación de los padres con un colegio puede llegar a durar hasta 15 años o más.

  • ●  No pedir consejo a nadie o sólo a pocas personas. Muchos padres han pasado por la misma situación que tú y tienen experiencias que merece la pena escuchar. Pero ojo: hay tantos casos como alumnos.

  • ●  Valorar en exceso un solo aspecto. La educación es un todo. Que un colegio sea privado, amplio, barato, bilingüe, religioso o de excelente nivel académico son sólo elementos que, por separado, no deben determinar una decisión.

  • ●  Interesarse sólo por los profesores. Es importante que un centro tenga buenos profesores, pero también conviene conocer el clima del centro: normas de convivencia, valores prioritarios, programas de innovación educativa…

  • ●  Despreocuparse de las relaciones sociales. Los padres no deben llevar a los hijos a un colegio solo pensando en quiénes acuden allí, tampoco pueden desentenderse de ese hecho, sobre todo en las primeras etapas. El colegio es también el lugar donde los hijos aprenden a socializar y donde desarrollan un concepto de su entorno; también reciben la influencia de los valores predominantes en dicho entorno.

  • ●  Fijarse en la calidad de las instalaciones pero no en su cuidado. El cuidado y el mantenimiento de las instalaciones de un colegio dice más de su competencia educativa que la diversidad o abundancia de ellas.


Pese a que no existen colegios perfectos, sino aquellos adecuados para tal niño en concreto (la regla de oro es que las circunstancias de tu hijo son más importantes que las circunstancias de cualquier colegio, escuela o institución educativa), siempre será importante tener en cuenta parámetros básicos para acercarse al ideal educativo que todos los padres buscan. Los ecosistemas de Knotion integran todos los parámetros para otorgar a tus hijos un aprendizaje que los convierta en personas sanas, prósperas, sustentables y felices, logrando desarrollar un elevado nivel de conciencia.


Fuentes:

Ingresa con tu usuario/contraseña

¿Cómo llegar?

Déjanos un mensaje