Aprendizaje 4.0: las ventajas de integrar la tecnología en las aulas

  Mayo del 2019

   Compartir

   Compartir

  Para Papás

Por Eduardo Pérez Arroyo

Es un hecho: las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) han llegado a cada aspecto de la vida contemporánea. Hoy por hoy constituyen un motor para la innovación y los negocios, y además son promotoras de intercambios sociales actividades económicas inimaginables hace apenas una década.

Para la Organización de las Naciones Unidas (ONU), las TIC pueden ser un medio para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Pero este avance tan acelerado de la tecnología abre un nuevo desafío: evitar la llamada Brecha Digital, es decir, el distanciamiento entre quienes tienen acceso y saben utilizar las TIC y quiénes no. Al respecto, la UNESCO afirma que:

Existe consenso acerca de la importancia del acceso a Internet como prerrequisito para el desarrollo humano en el siglo XXI. Sin conectividad, las personas, empresas y organizaciones enfrentan barreras para participar en las redes económicas y sociales que caracterizan las sociedades modernas. Hoy en día, los servicios de acceso a Internet pasaron a ser considerados esenciales para la garantía del bienestar de los ciudadanos, y es cierto que la inclusión digital pasa también a ser un elemento crucial para el enfrentamiento de las desigualdades socioeconómicas en la región. (CGI.br, 2016).

Una de las metas principales es entonces, lograr que todas las personas en el mundo, independiente de su condición socioeconómica o geográfica, puedan acceder a los contenidos que ofrece el ilimitado mundo digital. Y a la hora de lograrlo, la educación cumple un rol fundamental: puede ser la piedra angular de la igualdad de oportunidades entre personas de condiciones sociales, económicas o geográficas distintas.

LAS VENTAJAS DE LA TECNOLOGÍA EN LA EDUCACIÓN

Para la UNESCO (2017), la tecnología puede reducir las diferencias en el aprendizaje al mejorar su calidad y eficacia, apoyar el desarrollo de los docentes, reforzar la integración y perfeccionar la gestión y administración de la educación.

La incorporación de tecnología en las aulas es una meta explícitamente definida. Las ventajas de su incorporación son muchas y varían según la fuente que las identifique. Sin embargo, todas tienden a coincidir en algo: el uso de la tecnología en el aula es una de esas cuestiones que hace más fácil ser un maestro, ya que atrae más la atención de los alumnos.

La Directora de Gabinete de la OCDE y Sherpa ante el G20, Gabriela Ramos (2015), señala que es necesario que los sistemas escolares encuentren formas más eficaces de integrar la tecnología en la enseñanza y el aprendizaje para proporcionar a los docentes entornos de instrucción que apoyen las pedagogías del siglo XXI, y preparen a los niños con las habilidades necesarias para triunfar en el futuro.

“La tecnología es la mejor manera de ampliar el acceso al conocimiento de manera significativa. Para materializar el potencial que ofrece esa tecnología, los países deben invertir con mayor eficacia y asegurar que los maestros vayan a la vanguardia en cuanto al diseño y aplicación de este cambio”, afirma.

La especialista también enfatiza un aspecto fundamental: la tecnología no es un fin en sí mismo, sino un medio para fortalecer el aprendizaje.

VENTAJAS PARA LOS NIÑOS

Viviana Martínez (comunicación personal, 12 de abril de 2019), experta de Knotion sobre la implementación de plataformas tecnológicas en el aula, explica que una de las ventajas es que los niños actuales ya son nativos digitales, por lo que incorporarlos a la tecnología es un proceso natural. Explica que la tecnología les acerca un mundo al cual los pequeños de otra forma no tendrían acceso, y detalla que la calidad y cantidad de contenido supera por mucho lo que podemos extraer de los libros u otros contenidos.

“No podemos ir en contra de algo que ya tienen. No se puede decir a los niños ‘no a la tecnología’, ya que tienen acceso a ella a toda hora en su vida cotidiana”.

La clave, detalla, está en saberla integrar:

“Un nativo digital puede saber cómo usar la tecnología, pero no cómo darle sentido. No se trata de usar la tecnología de manera pasiva, sin un sentido claro y predefinido. Es necesario encontrar un sistema pedagógico que otorgue sentido a las actividades que realizamos”.

La experta de Knotion concuerda con las palabras de la especialista Gabriela Ramos:

“La tecnología es apenas una herramienta, como en otro tiempo lo fueron las diapositivas o los acetatos. La tecnología es una herramienta y no un fin”.

Entre las ventajas específicas de contar con tecnología, enumera la siguientes:

  • Enseñanza diferenciada y distintas modalidades de aprendizaje. La tecnología permite superar el viejo esquema de otorgar los mismos contenidos en el mismo lapso de tiempo a todos los alumnos, sin tener en cuenta los intereses, actitudes o aptitudes particulares de cada uno de ellos.

  • Atracción por gamificación. La utilización de juegos implica la memorización de imágenes o palabras, con lo cual se estimula la zona del cerebro donde se encuentra el hipocampo (asociado a la memoria). Además, los retos en juegos y aplicaciones aumentan la capacidad intelectual.

  • Mejor elaboración de los contenidos. La gran cantidad de información puede ayudar a los alumnos a acceder a contenidos más amplios y a establecer comparativos o descubrir nuevas áreas de conocimiento, por lo que sus tareas pueden estar más elaboradas.

  • Agilidad mental. Está comprobado que algunos juegos interactivos desarrollan la alerta en los pequeños y fortalecen la coordinación y el equilibrio, lo cual activa la amígdala del cerebro y estimula el desarrollo del cerebelo.

Pero no solo los niños reciben ventajas. Entre los beneficios para padres y maestros que trabajan con los niños están:

  • Reporte de datos y analítica. Las plataformas tecnológicas permiten identificar aptitudes o áreas de oportunidad en tiempo real y personalizar el aprendizaje con la amplia gama de contenido disponible.

  • Información justo a tiempo. El uso de la tecnología permite procesar mucho más rápido la información de cada alumno.

  • Disminución de tiempos de ocio. Dada la amplia disponibilidad de contenidos y la atracción natural que ejerce la tecnología sobre los alumnos, un coach atento puede abarcar más y mejores materias de acuerdo con los intereses de los alumnos.

  • Mayor facilidad para evaluar. La tecnología permite centrarse en los intereses específicos de los alumnos y de ahí generar formas novedosas de evaluación.

INVOLUCRAMIENTO DE LOS PADRES

Para Viviana Martínez no existe un tiempo “correcto” de uso de la tecnología, ya que ello dependerá del objetivo para el cual se utilice.

“En realidad no hay un límite de uso, sino que los contenidos fijarán el tiempo correspondiente. En algunos casos puedes permanecer varias horas buscando contenidos relevantes para un trabajo específico; en ese caso, se trata de un tiempo ganado…”

Una clave, dice, es que los padres se involucren en el manejo de la tecnología junto a sus hijos. Y para lograrlo, Viviana sugiere algunas dinámicas específicas que los padres pueden realizar en casa: revisar los contenidos que absorben sus hijos, hablar directamente con ellos respecto de lo que les interesa, y entablar comunicación permanente con otros padres de familia que se encuentren en circunstancias similares para establecer dinámicas coherentes dado que en general los niños y adolescentes comparten con sus compañeros los contenidos sobre los que están trabajando.

“Dejar la tecnología en manos del colegio o del coach, sin involucrarse, es un error. Los padres deben perder el miedo a invadir la privacidad de los hijos: se puede perfectamente conciliar el respeto a los espacios de nuestros hijos con una vigilancia estricta respecto de lo que realizan u observan a través de los dispositivos digitales. La clave está en acordar reglas claras desde el principio, de manera consensuada y con el aporte de nuestros propios hijos”.

En resumen, incorporar las tecnologías al proceso de aprendizaje conlleva amplias ventajas. Pero para lograrlo de la mejor manera, es imprescindible que los padres y colegios conjunten algunos parámetros en concordancia con los intereses de los alumnos. La educación de nuestras nuevas generaciones es la tarea primordial, y es nuestro deber como padres hacer lo que esté a nuestro alcance para lograrlo.

FUENTES:

Ingresa con tu usuario/contraseña

¿Cómo llegar?

¿Alguna Duda? ¡Escríbenos!

Chat en línea de 9 a 17:30 hrs.

Déjanos un mensaje