Las nuevas interacciones humanas: tips para realizar videoconferencias

  07 de Septiembre del 2020

   Compartir

   Compartir

  Para Papás, Tecnología

Por Knotion

Las videoconferencias y el uso de las plataformas tecnológicas como Zoom nos han permitido estar más cerca de las personas que se encuentran a la distancia durante esta contingencia.

Pero aunque sean herramientas de gran utilidad, aún no estamos del todo acostumbrados a utilizarlas. Muchas personas incluso afirman sentirse fatigadas durante estas interacciones virtuales.

En una conversación normal nos concentramos en lo que dicen las personas, pero parte de los significados también se extraen de lo que comunicamos de manera no verbal: los gestos, la postura, el movimiento de las manos, etc. Así lo afirma un estudio realizado por National Geographic.

Todo comunica, y la respuesta que nos brindan nuestros interlocutores nos ayuda a verificar si nuestro mensaje es recibido de la manera que esperamos. Sin embargo, cuando el espacio se traslada a uno virtual, el proceso comunicativo se centra en la atención hacia las palabras. En un recuadro tenemos que deducir toda la información que nos comparten los participantes, por lo cual la comunicación puede frustrarse.

Otros problemas relacionados a esta fatiga es el contacto visual prolongado como única señal facial, o las vista de galería que obliga a descodificar diversa información a la vez. Nuestro cerebro se abruma al tratar con el exceso de estímulos que recibe.

Pero, ¿qué podemos hacer ante estos problemas de las nuevas interacciones humanas?

Te brindamos una serie de consejos para hacer de esta experiencia una más natural y lograr una comunicación efectiva con todos los participantes:

  • Mantén tu cámara encendida. Las videollamadas funcionan mejor cuando todos tienen su cámara encendida, ya que permite que cada participante interactúe con mayor claridad.
  • ¡Compórtate! Las videoconferencias son una mezcla de llamada por teléfono y conversación cara a cara, por lo que aunque no estés hablando, ten presente que la gente puede estar observando lo que realizas.
  • Elige un lugar con buena iluminación. La luz natural es muy favorecedora. Evita colocarte a contraluz para que tu rostro no se oscurezca. Ajusta el nivel de brillo de tu pantalla si es necesario.
  • Busca un entorno que no genere distracciones. Encuentra un lugar cómodo y tranquilo, sin ruidos alrededor. Evita tener a la vista objetos personales que puedan distraer la atención de tus interlocutores y mantén limpio y ordenado tu lugar de trabajo. Pon tu teléfono en silencio, cierra pestañas de tu navegador y concéntrate en los participantes.
  • Levanta tu cámara. Coloca tu cámara al nivel de tus ojos. Esto generará una conversación más natural y empática con tus interlocutores. No seas una “cabeza parlante”, apóyate del uso de tus manos y tu comunicación no verbal para amenizar la reunión.
  • Escoge un buen ángulo. Evita colocarte en la cama o el sillón, esto proyectará una imagen poco profesional y también que tu cara se deforme un poco. El uso de rayas en tu vestimenta también puede causar un poco de distorsión en la imagen.
  • Utiliza audífonos. Ayudará a que no se genere el ruido causado por los altavoces de tu computadora. Procura comprobar que funcionen antes de cualquier reunión.
  • Ten a la mano todo lo necesario. Asegúrate de disponer de los elementos necesarios para tu videollamada: presentaciones que compartirás, libreta para tomar apuntes, agenda, agua para hidratarte, entre otros.
  • Sé un facilitador en la conversación. Al iniciar cualquier videoconferencia, pide a los demás participantes que se presenten. Comparte las reglas de la reunión, como mantener la cámara encendida y el micrófono apagado cuando no estén hablando. Utiliza el chat como herramienta adicional para evitar interrupciones.
  • Comprueba tu tecnología. Asegúrate de tener tu aplicación actualizada, estar conectado a la toma de corriente, de realizar pruebas previas a la reunión y garantizar que todo el material que se compartirá es funcional.
  • Evita actitudes contraproducentes. Como en cualquier conversación, el bostezar, jugar con algún objeto, incluso comer o masticar chicle, denota aburrimiento con los interlocutores, lo que puede proyectarse como falta de respeto.
  • ¡Sé puntual! Conéctate por lo menos 5 minutos antes de empezar la reunión, sobre todo si eres anfitrión. La puntualidad es una gran muestra de gratitud hacia todos los participantes.
  • ¡Diviértete! Tu actitud positiva y energía contagiará a todos los participantes.

Al final, la clave está en no olvidar que somos personas interactuando con otros y no con máquinas. El equilibrio entre el uso de la tecnología y el factor humano deberá ser siempre la base para generar resultados positivos en cualquier situación.

FUENTES:

Ingresa con tu usuario/contraseña

¿Cómo llegar?

Déjanos un mensaje