México, rezagado en uso de TIC. ¿Qué puede aportar Knotion?

  Octubre del 2019

   Compartir

   Compartir

  Para Papás, Tecnología

Por Eduardo Pérez Arroyo

De un lado de la moneda:

Niños que usan con soltura un iPad, una computadora o un teléfono celular; maestros que al guiarlos comprenden perfectamente la importancia de adiestrar a las nuevas generaciones el buen uso de la tecnología; alumnos que cada día practican ávidamente las capacidades que les serán indispensables en el futuro.

Del otro lado:

Pequeños que nunca han tenido en sus manos una tablet o una computadora; maestros apegados a viejos esquemas educativos que todas las mediciones nacionales e internacionales consideran ya añejos; niños que al no tener acceso a la tecnología quedan cada día un poco más lejos del desarrollo personal y profesional…

Son las realidades que conviven a diario en México, uno de los países de la Organización para la Cooperación y el desarrollo Económicos (OCDE) que más rezago presenta en cuanto al uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Y el tema no es menor. Para el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) la realidad es clara: las personas que no dominan adecuadamente las TIC se convierten en la práctica en analfabetas modernos, quedando en franca desventaja frente a quienes sí saben usarlas.

Las cifras son elocuentes. Según la última “Encuesta sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información y la Comunicación en los Hogares”, que abarca todo el año 2018, en México hay 74.3 millones de usuarios de Internet de seis años o más, que representan el 65.8% de la población en ese rango de edad. La cifra implica un crecimiento de 4.2 puntos porcentuales respecto a lo reportado en 2017, cuando se registraron 71.3 millones de usuarios.

Sin embargo, y pese a ese avance, la proporción de uso de TIC respecto de otras naciones es baja.

Mientras que en México 6 de cada 10 personas accede a las TIC, en países como Corea del Sur, Reino Unido Alemania y Suecia, la proporción es de 9 de cada 10. El simple uso de teléfonos celulares es una buena muestra: en 2018 Chiapas tenía un 41.9% de población sin celular, Guerrero un 41.2% y Oaxaca un 39.8%. Esta realidad perjudica a los mexicanos a la hora de enfrentar los desafíos de un futuro cada vez más competitivo.

Para el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF):

“En este momento los niños no conectados se están perdiendo recursos educativos y acceso a la información general, así como a las oportunidades para aprender aptitudes digitales, explorar amistades y establecer nuevas formas de autoexpresión. A medida que los niños se hacen adultos y entran en el mundo del trabajo, la conectividad en la era digital significará cada vez más la diferencia entre la capacidad de los jóvenes de ganarse la vida o no”.

En la práctica, hoy las nuevas generaciones de mexicanos en general están en desventaja ante otros alumnos. De ahí la importancia que empresas como Knotion pueden representar para la educación y la economía nacional.

PARA QUÉ SIRVEN LAS TIC

Las TIC pueden estar mucho más cerca de lo que creemos. Según la página “En TIC confío”, avalada por el gobierno de Colombia, las TIC “son todas aquellas que nos permiten acceder, producir, guardar, presentar y transferir información. Ellas están en todos los ámbitos de nuestras vidas, en nuestra vida social, familiar y escolar. Sus usos son ilimitados y pueden manejarse con facilidad, sin necesidad de ser un experto”.

Entre algunas de estas tecnologías están televisores, teléfonos celulares, computadoras, radios, reproductores de audio y video, consolas de videojuegos, tabletas y la propia Internet. El estudio citado indica:

“Las TIC pueden servir para divertirnos, aprender, mantenernos en contacto, saber qué sucede en el mundo, dar nuestra opinión y conocer lo que los demás opinan. Con ellas las distancias se disminuyen, la comunicación y el intercambio de información se hacen cada vez más rápidos y eficientes. Gracias a ellas las películas, los videos, la música, los videojuegos, los amigos, las noticias, el conocimiento y el mundo entero están a un clic de distancia”.

A su vez la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, en su análisis “Tecnologías de la información y la comunicación aplicadas a la docencia”, afirma:

“La incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación en las aulas de los centros educativos es una medida necesaria y urgente que llevará, sin duda, a una mejora significativa en el proceso de aprendizaje y enseñanza”.

Finalmente, la UNESCO insiste en que “las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) pueden complementar, enriquecer y transformar la educación”, y recomienda “entender la función que puede desarrollar esta tecnología en acelerar el avance hacia el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4, una visión plasmada en la Declaración de Qingdao. (Dicho objetivo, cabe recordar, es “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”).

Asegurar el uso masivo de las TIC entre la población es una tarea urgente.

HABLAN LOS EXPERTOS

“Para México, el retraso en el uso de las TIC es un factor fundamental del rezago que padece. Y este problema genera rezago en todos los ámbitos”, comenta Noemí Valencia, experta en Educación y Directora de Procesos en Knotion.

“Si la educación funciona bien”, agrega, “todas las industrias funcionan bien. Si en educación persiste el tabú de no permitir tecnologizar las aulas, evidentemente la educación no tendrá la capacidad de ser punta de lanza para generar avances en las demás industrias”.

Los estudios corroboran el dato. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO):

“La tecnología puede facilitar el acceso universal a la educación, reducir las diferencias en el aprendizaje, apoyar el desarrollo de los docentes, mejorar la calidad y la pertinencia del aprendizaje, reforzar la integración y perfeccionar la gestión y administración de la educación”.

Pero este rezago no solo afecta a la educación. El estudio “Uso de TIC y productividad en México: un análisis subsectorial”, elaborado por Héctor Díaz Rodríguez, Magnolia Sosa Castro y Alejandra Cabello Rosales y publicado en octubre de 2017 con el apoyo de la UNAM, establece que:

“A partir de la adopción masiva de TIC la investigación sobre el vínculo TIC/crecimiento económico se ha desarrollado de manera importante tanto en el mundo académico como por parte de gobiernos y organismos de cooperación y desarrollo, encontrando que existe un impacto significativo del uso de TIC sobre el crecimiento”.

Noemí Valencia profundiza en el tema.

“Cuando a los niños, desde pequeños, les damos la oportunidad de interactuar con dispositivos que más tarde y eventualmente se convertirán en instrumentos de trabajo o desarrollo, les abrimos procesos creativos, les ayudamos a resolver problemas de mejor manera y, en suma, les damos un enorme potencial para salir al mercado laboral”.

La experta confirma que los niños que no usan estas tecnologías se están quedando atrás.

“Son chicos con discapacidad digital. El mundo se hace cada vez se hace más pequeño a causa de la globalización, y hoy es mucho más fácil que una empresa atraiga talentos ubicados en lugares remotos… Si un niño mexicano ­–al que le toca competir con uno de la India, de Medio Oriente o de Asia– tiene el talento, pero no el manejo eficiente y responsable de plataformas para canalizar ese conocimiento, estará claramente en una posición de desventaja”.

La realidad es clara. En tanto México no incorpore de manera urgente el uso masivo de las TIC, el país seguirá desperdiciando a diario la posibilidad de legar un mejor futuro a sus nuevas generaciones. El desarrollo que ya comenzaron a marcar empresas como Knotion debiera ser el camino por el cual en el futuro cercano transiten todas las estructuras públicas y privadas de relevancia en el país.

Fuentes:

Ingresa con tu usuario/contraseña

¿Cómo llegar?

Déjanos un mensaje