¿Qué es la huella hídrica y el agua virtual?

  27 de octubre de 2017

Huellas humanas realizadas con agua

   Compartir

   Compartir

  ONU

Knotion, México, octubre 2017.- Hoy en día cientos de personas emplean nuevas maneras de cuidado y conservación del agua a la hora de regar las plantas, lavar trastes, ropa, bañase, etcétera; esto significa que su consumo directo está disminuyendo.

Según datos de Comisión Nacional del Agua, (CONAGUA), el uso humano directo de este líquido representa únicamente el cuatro por ciento de toda el agua que consumimos, y de acuerdo a El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), organización que busca detener la degradación del ambiente natural del planeta, en un artículo de 2012 titulado, Huella hídrica en México en el contexto de Norteamérica, afirmó que el consumo indirecto representa el 96 por ciento del total.

Pero, ¿cuál es este consumo indirecto? Es toda aquella agua que se necesita para realizar o cultivar los distintos productos y servicios que utilizamos diariamente para satisfacer nuestras necesidades. Según WWF, para que sea posible el tener una taza de café en nuestras manos, se requiere que primero exista un proceso en el cual se utilizarán 140 litros de agua para cultivar el grano utilizado en ésta; por otro lado, Greenpeace sostiene que para obtener un solo kilo de carne de res, se consumen 15 mil 400 litros del vital líquido.

Con base en esta preocupación nació el concepto: huella hídrica, CONAGUA la define como “un indicador de toda el agua que nos apropiamos para nuestra vida diaria”. Gracias a ésta se pueden conocer las cantidades exactas que gasta una sola persona y toda la humanidad.

De la mano de la huella hídrica se relaciona otro término, agua virtual, que no es otra cosa sino la cantidad necesaria para obtener un producto durante todo su proceso: cultivo, procesamiento, fabricación, transporte y venta.

El estudio de WWF realizado en el año 2012, indica que México ocupaba ya el onceavo lugar en el mundo con mayor huella hídrica de producción y el octavo lugar en consumo. Además de producir y consumir, nuestro país exporta productos agrícolas en grandes cantidades, lo cual multiplica el gasto de agua.

El crecimiento de la huella hídrica puede pasar desapercibido muy fácilmente, ya que en apariencia no tiene efecto directo porque no lo podemos percibir en nuestra cotidianidad, sin embargo tenemos más impacto del que imaginamos, y como especie, afectamos directamente al mundo a partir de nuestros hábitos alimenticios y el estilo de vida en el que nos desarrollamos.

Así como pequeñas acciones pueden afectar de manera negativa, los cambios positivos que realicemos impactan de manera significativa al mejoramiento de nuestro propio mundo, por ello en Knotion®, al estar alineados con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU, inculcamos a los alumnos la toma de conciencia y el consumo responsable de los recursos en general, con miras a detonar en ellos una redefinición de hábitos amigables con el medio ambiente.

Ingresa con tu usuario/contraseña

¿Cómo llegar?

¿Alguna Duda? ¡Escríbenos!

Chat en línea de 9 a 17:30 hrs.

Déjanos un mensaje